Grandes poetas de América

Desde el inicio de la historia literaria universal, la poesía ha tenido un revuelo inmenso en el mundo. Ha sido una expresión artística que ha revolucionado el concepto del arte escrito, añadiendo un componente rítmico y generalmente romántico que le da un toque totalmente distinto a la forma de apreciar el medio.

Ha habido un gran número de poetas que han surcado la Tierra que han sido considerados como los mejores, como los poseedores de una hipersensibilidad hacia el mundo exterior e interior que los ha capacitado de describir y amar a través de sus poemas. Dante, Ovidio, y Homero, entre otros, han sido poetas que sus versos han reverberado constantemente incluso hasta los años de hoy. Sus poemas son estudiados y analizados y han inspirado a muchos poetas que vinieron después y lograron obras que conmovieron a una gran fracción de la población.

El continente americano posee a un gran arsenal de poetas,  no solo el continente europeo es cuna de la grandeza poética. Entre estos grandes poetas americanos están:

Edgar Allan Poe: Nacido el 19 de enero del año 1809, y el creador del romanticismo oscuro, sus poemas tienen un toque lúgubre que logra penetrar en las entrañas del lector y no solo conmoverlo con la belleza de sus palabras sino también incluso llegar a aterrarnos simultáneamente. A pesar de ser uno de los mejores cuentistas que ha existido, también es muy reconocido como poeta, especialmente por su obra maestra poética “el cuervo”.

Pablo Neruda: Pablo Neruda nació el 12 de julio de 1904 y es tal vez el poeta más reconocido de Latinoamérica. Es un brillante poeta que su estilo se basa en su amor por la naturaleza y las mujeres, superponiendo estos dos elementos logran describir bellezas tan enigmáticas como las mujeres a través de analogías y metáforas sobre la naturaleza.

Robert Frost: Nació el 26 de marzo de 1874 y es un poeta americano que ha logrado dejar su huella como uno de los más grandes del continente. Su poema “the road not taken” es uno de los poemas más venerados de la historia, a pesar de que es sumamente corto,  la belleza en los versos más el mensaje detrás del poema lo hace merecedor del título de uno de los mejores, y por supuesto, hay muchos otros poemas espectaculares de Frost en contienda.

¿Sabes cuáles son los escritores de origen español preferidos por los lectores?

La literatura es un medio artístico que jamás ha perdido el interés de la humanidad. Tal vez no sea tan percibido como lo era antes, la generación contemporánea es mucho más ajena a los libros que la generación anterior.

Sin embargo, aun así está presente, todos nosotros podemos decir que al menos hemos leído un libro, pero hay que ser selectivo en qué se debe leer, siempre es mejor saber cuáles son los escritores recomendados y que están asegurados de ser capaces de tocar la fibra emocional a través de sus palabras. Para ello, es bueno saber cuáles son los escritores españoles más frecuentados por los habitantes de la nación española.

El preferido por los españoles el cual fue votado por el 41% como el más frecuentado es Arturo Pérez Reverte, el cual es un miembro de la Real Academia Española y ha sido autor de muchas obras literarias como; El húsar (1986), el maestro de esgrima (1988), el club de Dumas (1993), Territorio Comanche (1994), La piel de Tambor (1995), La Reina del Sur (2002), entre muchas otras más.

Con el 27% de las votaciones, Eduardo Mendoza es considerado de los mejores escritores españoles actuales, a pesar de tener un estilo de escritura sumamente sencillo, es bastante directo y tiene muchas temáticas interesantes tras sus escritos, como la guerra civil española por ejemplo, el mundo luego y antes de eso. Entre sus obras se encuentran; La verdad sobre el caso Savolta, La isla inaudita, Una comedia ligera, Riña de gatos, El enredo de la bolsa y la vida, Mauricio o las elecciones primarias, entre otras.

Miguel Delibes fue un novelista renombrado en España el cual formaba parte de la RAE desde el año 1975 hasta el día que murió. Su escritura se basaba más que todo en temas de España luego de la guerra civil, e incluso sus trabajos han tenido una tremenda recepción. Tanto así que han sido representados en el teatro, y en el cine también.

Juana de arco, la película

Hablar de cine es incursionar en una gigantesca y extensa, gama de interminables listas de películas de todos los tiempos, pero hablando de cultura cinematográfica, no podemos dejar de mencionar una de las mejores puestas cinematográficas, y nos referimos a Juana De Arco, la indiscutible joya literaria, que evocada a la época, te sumerge en una historia, tan rica y emocional, que desde el principio de la película no podrás despegar los ojos de la pantalla.

Basada en el libro, del mismo nombre, hace unos años atrás se monta en el cine, esta obra, con actuaciones colosales de Milla Jovovich, emulando la vida de la muy celebre Juana De Arco, heroína del siglo XV,  francesa santa y virgen, hasta el día de su muerte, se, le atribuyen grandes actos heroicos en pro del ejército francés, encabezándolo siempre y con el rey,  Carlos VII al que convenció de expulsar a los ingleses de tierras francesas, en esos tiempos, la Doncella de Orleans, como también era conocida, fue condenada por el clérigo, y Juan de Bedford, la quemo, el 30 de mayo de 1431, día que hasta la fecha se celebra  como el día de Santa Juan De arco, en la iglesia Católica alrededor del mundo.

La película sin embargo tiene algunos cambios ligeros de adaptación, lo que le bastó para que críticos la tacharan de película cursi, y sin fundamento, pero en general la película ofrece un paso a la historia, y a un personaje fuera de serie, una mujer con apenas 19 años, que es capaz, por venganza, llegar hasta lo más alto de los puestos militares, y codearse con un rey con el cual, pensaba matar, por haber, enviado las tropas a su domicilio, y ahí, ser su hermana víctima de una violación, y de su muerte.

Esta película, cuenta con una excelente fotografía, y una adaptación de primera calidad, aunque aparecen algunas peleas medievales, no se sale del contexto, de distinguir a la heroína francés, captando la atención de todo quien la vea.

Película que data de 1999, pero que en todos los tiempos, siempre será un referente histórico más sobre la guerra francesa en contra del pueblo inglés.

El mundo pierde a Prince

El pasado 21 de abril del 2016, muere el más auténtico de los músicos de esta era, dejando un hueco en la era del rock, muy difícil de llenar por su autenticidad y originalidad, y sobre todo por la calidad de sus composiciones, con un estilo único, que proyecto a lo largo de su carrera musical.

Prince, incursiona en diferentes géneros musicales, dejando preferencia por el rock el funk y psicodelia, logrando sonidos únicos en su obra y en su vida, por supuesto.

La generación de los 80s, nos hemos visto beneficiados con este género único que Prince nos regaló, a medida de su incursión y logro consolidarse como único en su género ganando miles de seguidores, y miles de premios por popularidad.

princePrince era tan multifacético, que podía embrujar con su magia a cualquiera que lo escuchara, cantar y tocar, pues es sabido que podía tocar más de 25 instrumentos a la perfección, además de imponer moda dentro de las esferas del glamour, ya que adopto por una moda totalmente personalizada por el mismo, además de participar en algunas películas.

A este emblemático artista, se le concede ser de los primeros en luchar por los derechos de los artistas, en una sociedad consumista, que no respetaba esos derechos, dejando la puerta abierta para que otros artistas pelearan por su obra, tal y como lo hizo el, ya que por ese entonces, las compañías discográficas solo se limitaban a “contratarlos”, pero despojándolos de la obra, y trabajar solo por un sueldo, sin poder autodenominarse, dueños de su obra musical.

Prince siempre fue a su vez criticado, por sus rarezas, Psicodelias, y abusos de las drogas y promiscuidad, pero todas esas críticas jamás hicieron mella en su tan famoso estilo de vida, y en su incursión a la música, hizo decenas de canciones para otros artistas y para el mismo, destacando Purpple Rain, Nothing Compares 2 U, Bat Dance, etcétera, siempre creativo y moderno, sin bajar la guardia, declaro que presentaría un libro autobiográfico , que se lanzaría para 2017, pero ya en estos momentos, no sabremos el rumbo de ese deseo de Prince, donde se vería expuesto a mas critica, puesto que el libro dataría de su vida y obra, algo verdaderamente morboso para muchos, y para otros, solo el conservar la esencia de su ídolo.

Danza española

Hablar de danza española, no solo es hablar de flamenco, España tiene en su historia grandes compañías de danza y de ballet, siendo iconos en este género, siempre a la vanguardia con excelentes bailarines, y lleno de obras clásicas llevadas a puesta.

La danza contemporánea española no solo se remite a obras inéditas, siempre se ha caracterizado, por llevar al espectador a un mundo de magia y entretenimiento capaz de hacer volar la imaginación envueltos en un hechizo dancístico.

España cuenta con los mejores espectáculos de este tipo, siendo reconocidos mundialmente, y aprobados por la más enérgica critica, puesto que pocas compañías tienen el honor de ser consideradas como las mejores.

En este ámbito podremos encontrar compañías de cerrajeros Logroño dedicadas a realzar la belleza de sus pasos y giros, y de sus envidiables puntillas, consideradas hasta la fecha, de las mejores que jamás se han presentado en escenarios llenos y con gran éxito desde que se abre temporada hasta el final de esta.

Como olvidar a María de Ávila, a Víctor Ullate o a Arantxa Arguelles, o Antonio Castilla, este último el más reconocido de los bailarines españoles contemporáneos.

No podemos concebir la danza clásica sin estos grandes, que incursionaron de manera tenaz en la danza llevando a España a ser totalmente reconocida en este arte.

La dama de la danza clásica, como se le conocía a María de Ávila, tenía un sexto sentido al momento de reconocer a bailarines con excepcional talento, y junto con la experiencia de María, llegaron a brillar dentro de la danza española.

Antonio Catilla junto con Arantxa Arguelles se han proclamado dentro de los mejores 100 bailarines de la historia, empezando apenas con 13 y 17 años de edad, logran superar las expectativas de calidad de Cerrajeros Ourense, y dancística, cubriendo absolutamente todas las expectativas de la maestra Ávila, ganando decenas de premios alrededor del mundo.

Todo el mundo alrededor de la danza, consideran a Castilla y Arguelles, como los mejores expositores de todas las épocas, después de María, de la danza clásica.

A la fecha Castilla, se consolida como el mejor bailarín de todos los tiempos, ahora dedicado desde hace más de 10 años, a impartir clases de danza nada más que en la escuela más prestigiosa del mundo, The Royal Ballet School, siendo aún aclamado por la crítica, y recordado por tanto público que no puede olvidar sus impecables participaciones en tantas compañías importantes.

El teatro ¿culto o popular?

Hablar de teatro es un recorrido hacia los griegos, que simbolizaban en escena las grandes liadas de su, idiosincrasia, sus modos y formas, la belleza y la fealdad de una civilización sumamente, llena de estereotipos alejados, muchas veces de realidades palpables.

El teatro no podría catalogarse como culto o popular, en mi muy personal forma de apreciación, ya que definiendo teatro culto, podemos llegar a la conclusión que el teatro aunque no fuese culto, es dirigido para un público crítico y analítico, posiblemente culto, por añadidura, sin embargo la temática del teatro culto no encierra totalmente una definición como tal, muy en cambio el teatro popular, mal dicho, por cierto, porque realmente el termino popular refiere a un público de mente un tanto abierta a lo cotidiano, a lo palpable y a lo tradicional, lo que realmente quieren ver, sin embargo el teatro popular encierra una gran riqueza, de posibilidades entendibles, para la mayoría de la gente y la expresión en forma de arte.

Siguiendo a los grandes autores de teatro, podemos definir, que el teatro solamente es eso, Cerrajeros Cadiz, digo teatro, una puesta en escena que puede ser buena, mala o decepcionante, pero no es en sí, por la verdadera temática, como tal, quizá la interpretación de los actores, no llenan las expectativas del público, o quizá sobrepasen estas mismas expectativas, volviéndose un teatro culto, en una puesta popular, la demanda y oferta existente sobre el teatro ha hecho bajar niveles de producción y de actuación, ya que para sobrevivir de este medio, tendrían los actores, que tener y vivir de amor al arte, pues aun en la actualidad, no es un medio de supervivencia ideal, para muchos actores.

El teatro no debería de catalogarse como culto o popular, el teatro debería de catalogarse, como excelente y bueno, y quizá algunas veces, malo.

El teatro culto, puede llenarnos de aprendizaje y sabiduría, pero igual el teatro popular, nos lo demuestra, la Vox Populi, hace énfasis, en que el teatro popular, puede llenar las expectativas hasta del más rígido de los críticos.

Mientras el teatro nos aporte algo, nos haga crecer, imaginar, y pensar, será aceptado sea culto o popular, los estereotipos de una definición, me parecen obsoletos.

Vigilar y Castigar

Vigilar y Sastigar es una obra de Michel Foucault la cual es  la historia del sistema penal moderno. Foucault busca analizar el castigo en un contexto social para determinar cómo las relaciones del poder cambiante afectaron el castigo. Comienza por analizar la situación antes del siglo XVIII, donde la ejecución pública y corporal eran castigos claves y la tortura era parte de la mayoría de las investigaciones criminales. El castigo era ceremonial y dirigido al cuerpo del prisionero. Era un ritual en donde la audiencia era importante.

La ejecución pública fue reestablecida por la autoridad y el poder del rey. La literatura popular reportó detalles de ejecuciones y el público estaba sumamente envuelto en ella. En el siglo XVIII se observaron varias llamadas para reforma del castigo. Los reformadores, acorde a Foucault, no eran motivados por una preocupación del bienestar de los prisioneros sino que deseaban que el poder operase de una manera más eficiente. Propusieron un acto de castigo, en el que un complejo sistema de representaciones y señales era demostrado públicamente. Los castigos se relacionaban obviamente con sus crímenes y servían como un obstáculo para el rompimiento de las leyes.

La prisión no es imaginada como pena todavía. Tres nuevos modelos de penalidad ayudaron a sobrepasar una resistencia hacia ella. Sin embargo, grandes diferencias existieron entre esta clase de institución y la temprana ciudad punitiva. La penalidad por medio de la prisión empezó a convertirse en disciplina, una serie de técnicas en las cuales las operaciones del cuerpo pueden ser controladas. La disciplina es trabajada manipulando ciertos movimientos del individuo y sus experiencias del tiempo y espacio.

Esto es logrado por ciertos instrumentos tales como tablas de tiempo y ejercicios militares, junto a procesos de ejercicio. A través de la disciplina, los individuos son creados fuera de una masa. El poder disciplinario tiene tres elementos: Observación jerárquica, juicio normativo y examen. La observación y la mirada son instrumentos claves del poder. Por medio de sus procesos y a través de las ciencias humanas, la noción de la normativa es desarrollada.